Pingyao, Un Viaje al Pasado

0
912

Caminar por las calles de Pingyao es trasportarse hacia el pasado. Un pasado comercial, financiero y residencial, marcado por la arquitectura tradicional china de las épocas Ming y Qing.
Ubicada en la Provincia de Shanxi, Pingyao es una de las ciudades antiguas mejor conservadas del norte de China. Aunque su historia es milenaria, la ciudad actual fue fundada en el siglo XIV, sumando historias y secretos de la China clásica y de la manera de vivir de la gente de la época. Visitarla es sentirse parte de esa historia, ya que toda la ciudad es un monumento, que pese al tiempo, sigue siendo un testigo del pasado.

Viaje Hacia el Pasado
Si bien al llegar a la estación de tren Pingyao no se diferencia de ninguna otra “pequeñísima” ciudad china de 40 mil habitantes, el entorno cambia drásticamente al cruzar la muralla que rodea el casco antiguo. Calles pequeñas, edificios de ladrillo con techos tradicionales, comercios y torres que sobresalen, es el paisaje que invita a descubrir esta cultura milenaria.

Pingyao conserva completa su muralla original que tiene 6 kilómetros de longitud y 12 metros de altura, y cuenta con seis puertas y cuatro torres. En su interior, el casco antiguo tiene la distribución típica de una ciudad de la China clásica. La ciudad es cuadrada y desde su centro se extienden las cuatro calles principales hacia los puntos cardinales, mientras que las calles menores y callejuelas se cruzan entre sí horizontal y verticalmente. Su calle principal es Nandajie y concentra comercio, hostales y restaurantes.

Cualquier paseo por sus calles invita a descubrir edificios de gran valor histórico y cultural. El “Antiguo Edificio Gubernamental”, el “Antiguo Edificio de la Ciudad” y el edificio de la Cámara de Comercio son interesantes construcciones que pueden ser visitadas por el público. Las residencias tradicionales con su patio central se conservan de forma asombrosa. Algunas de ellas son todavía morada de los descendientes de sus primeros dueños, mientras que muchas de las casas más célebres han sido acondicionadas para albergar museos y exposiciones de arte.

Una de las principales características de Pingyao es su historia comercial y financiera. Durante el periodo de 1800 a 1900, Pingyao fue el centro financiero de China y la sede de 22 de las 51 firmas chinas para cambio y transferencia de dinero. Ri Sheng Chang, fue primer banco de China y se fundó en Pingyao en el año 1824. Su edificio es actualmente un interesante museo que explica el funcionamiento de las instituciones financieras en el siglo XIX. Este viaje hacia el pasado ha sido reconocido por la UNESCO, organismo que en 1997 declaró a la parte antigua de la Pingyao como Patrimonio de la Humanidad, ya que muestra una imagen realista de la vida cultural, social, económica y religiosa de la época.

Tips del Viajero

Pingyao se encuentra a mitad de camino entre Beijing y Xian, lo que la convierte en una interesante opción turística para los que viajan por China. Además, los hoteles ofrecen recoger al pasajero gratis en la estación de tren.
Los 18 edificios más célebres y museos pueden ser visitados con un solo boleto de entrada de 120RMB (mitad de precio para estudiantes con credencial vigente).
Dentro de la ciudad amurallada existen residencias antiguas convertidas en hoteles y hostales para diferentes presupuestos. Las habitaciones mantienen su decoración de la China clásica, por lo que son una excelente opción para hacer aun más interesante su visita a la ciudad.
Los hostales organizan recorridos a los lugares turísticos cercanos a Pingyao y además, arriendan bicicletas por día para recorrer la ciudad.
Actualmente la ciudad gira en torno al turismo y su gente es amigable.

Por: Paola Peñafiel

2011/07/06

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here