Latinoamérica se vuelve más competitiva

0
616

En septiembre el Foro Económico Mundial (FEM) publicó el “Reporte de Competitividad Global”, en el que clasificó a todos los países según su nivel de competitividad. Dicho concepto se encuentra determinado por la productividad, es decir, cuán eficiente es un país a la hora de utilizar sus recursos en la elaboración de productos y servicios para que sean consumidos por sus habitantes, considerando también, las exportaciones e importaciones.

Para determinar el nivel de “competitividad” de un país, el FEM hace un análisis de doce pilares que afectan este concepto y que determinan el formato económico del país. Estos son: instituciones, infraestructura, medio ambiente macroeconómico, salud y educación primaria, educación superior y capacitación, eficiencia de los mercados de productos, eficiencia laboral, eficiencia de los mercados financieros, tecnología, tamaño del mercado, sofisticación empresarial y por último, innovación.

Para clasificar a los países de acuerdo a su competitividad, el FEM determina el Índice de Competitividad Global (IGC) que es una mezcla de los pilares anteriores. Un país puede mejorar su posición competitiva pero aun tener problemas por resolver. Lo que queda claro, es que tanto los gobiernos, la iniciativa privada y los mismos habitantes de cada país, continúan haciendo esfuerzos para mejorar su competitividad ya que ella se traduce directamente en una mejora general en la calidad de vida.

En la tabla a continuación aparecen los países que forman parte de América Latina y su lugar competitivo entre los 142 países analizados este año, al igual que el l lugar que ocuparon el año anterior.

País IGC 2011 IGC 2010
Chile 31 30
Panamá 49 53
Brasil 53 58
México 58 66
Costa Rica 61 56
Uruguay 64 70
Perú 67 73
Colombia 68 68
Guatemala 84 78
Argentina 85 87
Honduras 86 91
El Salvador 91 82
Ecuador 101 105
Bolivia 103 108
Nicaragua 114 112
Paraguay 121 120
Belice 123 Sin datos
Venezuela 122 122

 

De los 18 países presentados, 9 mejoraron su posición, 2 permanecieron sin cambios y los 7 restantes perdieron lugares en el listado. Es importante reconocer en cada uno de estos países, sus esfuerzos respectivos en la creación y puesta en marcha de estrategias que encaminen a su población hacia la mejora en su calidad de vida, y tener en cuenta, que todo ello es parte de un proceso continuo.

A modo de ejemplo, el pasado 2010 se realizó una cumbre en Argentina en la que se reunió a los países de Iberoamérica y el Caribe para analizar la educación. De esta cumbre se obtuvieron una serie de directrices que habrán de seguirse para la mejora de este sector.  Si los resultados son  efectivos, éstos también se verán reflejados en mejoras en el índice de Competitividad de años venideros, ya que la educación, es un pilar que contribuye ampliamente en pos de la calidad de vida, al proveer a la población con las herramientas necesarias para insertarse en la vida económica de manera más flexible. Claro, que éste no es el único pilar sobre el que descansa la competitividad y habrá también que mejorar otros pilares.

De todas formas, lo que es vital es continuar trabajando de manera conjunta por la mejora de la calidad de vida de Latinoamérica. Un ejemplo clave es el caso de Colombia y Perú que están en vías de unir sus bolsas de valores en lo que se llamará Mercado Integrado de Latinoamérica (MILA), y al que pretende también unirse Chile.

Por: Francisco López Medina

Fcolopezmedina@holachina.lat

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here