El Salar de Uyuni, el mayor desierto de sal

0
857
El Salar de Uyuni. Fotografía de Miradas.com.br
El Salar de Uyuni. Fotografía de Miradas.com.br

Cuando uno pisa el Salar de Uyuni, confunde la tierra con el cielo, queda envuelto por la inmensidad y el horizonte se vuelve infinito. No es de extrañar que muchos visitantes lo hayan definido como una de las bellezas naturales más impresionantes que han visto. El Salar se ha convertido en uno de los principales atractivos turísticos de Bolivia.

Por: Meritxell Díaz

Está situado al suroeste del país, en el departamento de Potosí, a 3.600 metros de altura respecto al nivel del mar. Tiene una superficie total de 12.000 kilómetros cuadrados, por lo que uno puede llegar a perderse. La mejor manera de visitarlo es contratar un tour a través de una agencia. Se suelen ofrecer visitas de uno a cinco días, a elección en función del tiempo disponible.

Los imperdibles en la zona

Isla del Pescado: Se sitúa al norte del Salar y a muchos deja boquiabiertos. Esta zona está poblada de cactus de 10 metros de altura; es impresionante ver flora y fauna en medio del salar. Fueron los aimaras, la etnia que habita en la zona, quienes bautizaron el lugar con este nombre ya que en la época de lluvias, cuando se inunda, visto desde arriba tiene forma de pez.

Las lagunas: En el recorrido se pueden ver infinidad de lagunas. Las más conocidas y populares son la Laguna Colorada y la Laguna Verde. La primera es de color rojizo por los sedimentos que se encuentran bajo el agua, así como por la pigmentación de las aguas. Es aquí donde se concentran numerosos flamencos de especies diversas. La Laguna Verde debe su nombre y su color al alto contenido arsénico del agua.

Los cactus típicos del lugar. Fotografía de Miradas.com.br
Los cactus típicos del lugar. Fotografía de Miradas.com.br

Desierto de Siloli: Este arenal tiene formaciones rocosas muy curiosas, como El Árbol de Piedra, de cerca de cinco metros de altura. Se trata de roca de origen volcánico que ha ido tomando el aspecto de un árbol por la erosión del viento.

Géiseres y el Sol de la Mañana: Este área desértica tiene una intensa actividad volcánica con numerosos géiseres, el más conocido el Sol de la Mañana. Hay quien al pisar la zona tiene la sensación de estar paseando por la luna, porque hay una gran cantidad de cráteres, de algunos de los cuales sale lava hirviendo. El paisaje recuerda también a los orígenes de la formación de la Tierra. Se puede caminar entre nubes de vapor enormes.

Colchani: Este pequeño pueblecito se encuentra a unos pasos del Salar de Uyuni. Es uno de los principales productores de sal del país. Sus casitas están construidas de “ladrillos” de sal. Otro de los atractivos del pueblo son las llamas, que caminan tranquilamente por las calles de Colchani.

Hoteles de sal: Existen algunos hoteles de sal en la zona, una de las curiosidades y uno de los placeres que el visitante debe darse. Pasar la noche en el Hotel Luna Salada o en el Hotel Tayka de Sal es la mejor manera de redondear la experiencia de Uyuni.

Algunas recomendaciones

– Llevar ropa de abrigo: si los días son fríos, en la noche la temperatura puede llegar a los -15 ºC.

– Llevar gafas de sol, sobre todo si sus ojos son delicados o si no suele tolerar la luminosidad. Este extenso desierto blanco provoca molestos reflejos de sol.

Se trata del desierto de sal más grande del mundo. Fotografía de: Miradas.com.br
Se trata del desierto de sal más grande del mundo. Fotografía de: Miradas.com.br

El clima

El clima es frío, ventoso y seco en invierno, de junio a septiembre. La temperatura diurna es de 8 ºC, mientras que la nocturna baja a los -15 ºC.

En la época de primavera-verano la temperatura diurna es más agradable, sin embargo las noches no dejan de ser frías. Además, los cambios de temperatura son muy habituales y la humedad puede provocar mayor sensación de frío.

La época de lluvias es de diciembre a marzo. Es un mal momento para visitarlo ya que no se puede acceder a todas las zonas –la Isla del Pescado, por ejemplo, queda inundada. El agua puede subir hasta los 20 centímetros de altura y pasear por ciertas zonas puede ser peligroso. También es cierto que la lluvia provoca un efecto increíble, el salar se convierte en un inmenso espejo del cielo…

Cabe remarcar que diciembre es el mejor mes para aquellos que tengan especial interés en ver el apareamiento de los flamencos.

¿Cómo llegar?

Se puede llegar a la ciudad de Uyuni por diversas vías, ya sea por transporte terrestre desde las ciudades bolivianas de La Paz, Sucre o Potosí. También se puede llegar a Uyuni en tren, desde Villazón (la primera ciudad boliviana que uno encuentra al cruzar la frontera que separa Bolivia de Argentina) y Oruro. Normalmente estas opciones requieren unas cuantas horas de viaje.

Una vez en la ciudad de Uyuni son numerosas las agencias que ofrecen tours al Salar.

En el año 2011 se inauguró el aeropuerto de Uyuni con el objetivo de promover el turismo en la región, por lo que también es posible volar hasta la ciudad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here