Chakras y Meditación

0
1018

Por: Balbina Reyes Arvizu

Es normal que mucha gente se siente estresada y explotada con la vida ajetreada y demandas cotidianas. El problema es que el estrés y el cansancio favorecen el desarrollo de pensamientos negativos que producen en la persona depresión, impaciencia y frustración, pero la buena noticia es que el cerebro funciona como un ordenador, una máquina sobre la cual uno puede aprender a tener control.

La meditación es una práctica que desarrolla en la persona la capacidad de tener control sobre los pensamientos y señales que entran en el consciente y subconsciente, y que eventualmente se materializan en el mundo exterior. La meditación brinda a la persona un espacio personal para encontrar balance y paz interior, ayuda a la persona a comprender su propia mente y a transformar pensamientos negativos en positivos.

El cultivo de pensamientos positivos durante la meditación es una práctica que la persona puede disfrutar durante todo el día y no solo cuando se sienta a meditar.

Conocer cómo funciona el cuerpo y las energías que lo componen es el primer paso para desarrollar esta habilidad que puede transformar positivamente la vida del practicante.

Para meditar, primero es importante comprender que todo cuerpo con vida funciona en base a energía y que todo ser humano tiene un “aura” o campo de energía electromagnética que existe dentro del cuerpo y se extiende a varios pies de distancia alrededor de él. Este campo de energía se compone de siete niveles y cada uno de ellos corresponde a uno de los vórtices energéticos del cuerpo humano, también conocidos como chakras. Los chakras siempre se encuentran situados en la misma área del cuerpo y vibran en la persona bajo la misma frecuencia de color. La forma y tamaño de los chakras varía de persona en persona e indican diferentes condiciones emocionales y de salud de la persona.

La palabra «chakra», que fue utilizada por los hindúes por miles de años, en sánscrito significa «rueda de la vida». Toda persona tiene siete centros o ruedas de energía, a través de los cuales el sistema de energía es compuesto. Están situados a lo largo de la columna vertebral; se presentan bajo la forma de un embudo, con una parte en la espalda que recibe la energía y una parte en el pecho que la emite.

La doctora Valerie Hunt, cuando ejercía la presidencia del departamento de Kinesiología en la Universidad de California (UCLA) en Los Angeles , condujo una extensa investigación y experimentación llamada “Rolph” en la que midió las diferentes frecuencias en el campo energético humano.

Por muchos años, una cámara instantánea y un sensor de manos fue utilizado para físicamente ver el aura, pero la tecnología ha avanzado y hoy la fotografía del aura utiliza un sistema de bio-retroalimentación que se construyó a partir de la tecnología desarrollada durante el estudio “Rolph”.

En el plano físico, los chakras se encuentran unidos al sistema endocrino, por lo que desde el momento en que la persona empieza a trabajar conscientemente, se producen modificaciones en el funcionamiento de su sistema endocrino, dentro de los planos químico y hormonal. Esto repercute en el metabolismo físico y psíquico.

Por si fuese poco, el funcionamiento de los chakras refleja directamente las decisiones que la persona toma en respuesta a las diferentes circunstancias que le presenta la vida. Esto sucede porque los chakras funcionan como bombas o válvulas regulando el paso de energía al sistema energético. La persona abre o cierra estas válvulas cuando decide qué pensar, qué sentir y qué filtro perceptivo utilizar para experimentar el mundo que le rodea. A través de la meditación uno puede hacer esto conscientemente en lugar de dejarlo suceder al azar.

 Los sentidos y percepciones, los estados de alerta y todo lo que es posible experimentar por la persona, se puede dividir en siete categorías y cada una de estas categorías puede ser asociada a un chakra en particular. Por esta razón, los chakras no solo representan partes especificas del cuerpo, sino también de la conciencia de la persona.

La tensión en el chakra es detectada por los nervios del plexo asociado con ese chakra y es transmitido a las partes del cuerpo que ese plexo controla. Cuando la tensión continúa por un cierto periodo de tiempo, la persona comienza a sentir el síntoma a nivel físico.

A pesar de que tiende a ser molesto, el síntoma sirve para comunicarle a la persona a través de su cuerpo lo que había estado haciendo a nivel de su conciencia y está repercutiendo en su sistema. Cuando la persona escucha el mensaje que su cuerpo le envió a través del síntoma y cambia ese algo en su comportamiento que le estaba causando malestar, el síntoma ya no tiene razón para seguir alertando y es liberado.

A lo largo del «Sushumna», el nombre que se le da al cuerpo astral que corresponde con la columna del cuerpo físico, se ubican los chakras o centros de energía. El Sushumna comienza desde la base de la espina dorsal y termina en la coronilla.

Cuando la persona medita, la energía es elevada a lo largo del Sushumna para que pase por todos los chakras hasta llegar a la zona de influencia, también conocida por la tradición hindú como “el tercer ojo” o la frente. Como la energía no puede ser vista físicamente por la mayoría de las personas, uno se podrá preguntar en qué chakra hay una deficiencia o sobrecarga de energía. En un principio puede ser difícil detectar esto, pero con el tiempo y la práctica, uno puede llegar a sentir e identificar los centros de energía de su cuerpo, a comprender los síntomas y señales que su cuerpo le envía para así detectar en dónde hay un desequilibrio y corregirlo a través de la meditación.

El nivel más avanzado de meditación llega cuando la energía que ya se canalizó al chakra de la frente da un salto más, de la frente a la coronilla. Pocos seres humanos pueden tener acceso a este plano, al que se le llama “el plano búdico”. Este nivel energético corresponde a lo que la tradición hindú llama “el plano divino”. Se trata del nivel de conciencia que gobierna todas las interacciones y todas las acciones del conjunto de miembros de todos los reinos de los cosmos. A este salto también se le conoce como «iluminación», porque la energía al llegar a este punto de concentración, no solo puede ser percibida por el ojo humano como destellos de luz, sino que también se logra un estado de conciencia pura. A partir de este punto, la persona, debido a que logró el balance perfecto de sus chakras e iluminó mediante la energía el chakra de la coronilla, comienza a tener percepciones, sabiduría y capacidades más elevadas que el resto. Aunque este es un estado difícil de alcanzar, con mucha concentración y dedicación todo ser humano tiene la capacidad de lograrlo.

Mucha gente se pregunta cómo la meditación puede afectar positivamente sus vidas. Cuando se medita, el cerebro está funcionando mediante las ondas Theta que van de 4 a 7.9 Hertzios. En este estado la creatividad es muy alta, es cuando las soluciones surgen sin esfuerzo. Es cuando la persona dice “¡Ajaaaaá! ¡Cómo no se me había ocurrido antes!”. Se presenta en determinadas fases del sueño y con somnolencia. En este estado es cuando entran en equilibrio ambos hemisferios cerebrales. Se puede decir que es un estado parecido al de soñar pero sin estar dormido. El cerebro entonces es más receptivo y lo que la persona visualiza, el cerebro lo toma como una orden directa y lo canaliza con más claridad del plano sublime al plano material.

El cuerpo y la mente, que se comunican a través de la energía, son parte de una orquesta, y para funcionar en sintonía necesitan de un director que los coordine a todos para trabajar hacia un mismo propósito. A través de la meditación, los pensamientos dejan de controlar la vida de la persona. Ahora la persona elige los pensamientos que quiere que cobren vida y toma control sobre sí misma.

Distintos tipos de chakras

 Dos de las maneras más comunes de meditar son mediante el sonido y el color, pero antes de que uno comience a practicar la meditación es importante que primero comprenda la función de los chakras y los efectos que se desatan a partir de un desequilibrio en cada área en específica. A continuación, se proporciona una breve introducción a los distintos chakras, sus funciones en el cuerpo humano y el color de la gama que ocupan en el cuerpo astral.

Chakra base o tierra, color rojo

Se vincula con la supervivencia. Se encuentra en la base de la columna y se bloquea con el miedo. Hay que vencer nuestros miedos para poder abrirlo. Físicamente afecta las glándulas suprarrenales, así como también las piernas, los pies, los riñones, la vejiga y la espina dorsal. Cuando este chakra está débil, la persona se siente cansada, es muy cautelosa, le teme al cambio, necesita de alguien que le conceda ánimo constantemente y puede llegar a sentir frío debido a una pobre circulación. Por el contrario, cuando este chakra se encuentra energizado de más, la persona puede llegar a ser agresiva, sexualmente impulsiva, temeraria y beligerante.

 Chakra solar o de agua, color naranja

Se vincula con el placer. Este chakra se bloquea con la culpa. Para abrirlo hay que aceptar la realidad y dejar las culpas en el pasado. Este chakra esta asociado con la sexualidad, la creatividad, las emociones, el deseo y la habilidad de percibir cosas a un nivel psíquico. Físicamente está ligado al sistema reproductivo y las gónadas. Cuando el chakra esta débil, la persona no responde bien a su sexualidad, es antisocial, poco original y reprimida. Cuando el chakra es hiperactivo, la persona se siente libidinosa, egoísta, arrogante y le pesan las vibraciones o impresiones que recibe de otros.

 Chakra plexo solar o de fuego, color amarillo

Se vincula con la fuerza de voluntad. Está en el estómago y lo bloqueamos con la vergüenza. Hay que dejar de negar partes de nosotros mismos para abrirlo. También se le llama el asiento de la vida emocional porque la sensibilidad es almacenada aquí. Es un centro psíquico muy importante donde la persona experimenta los sentimientos profundos que tiene hacia alguien o algo. Es donde la persona almacena la carga emocional. Físicamente esta ligada al sistema digestivo (páncreas, estomago, hígado y vesícula billar), y ayuda al cuerpo a asimilar los nutrientes. Un plexo solar débil significa depresión mental, letargo, sentimiento de insolación y cautela extrema. Cuando el chakra esta hiperactivo puede causar nerviosismo, acoso y disturbio mental, problemas de digestión, sobrecarga mental y un sentimiento de falta de armonía en general.

 Chakra del corazón o de aire, color verde

Se vincula con el amor. Se encuentra en el corazón, y se bloquea con el dolor. Hay que dejar nuestras aflicciones para abrirlo. Los asiáticos dicen que ésta es la casa del alma. Es el centro de las chakras y puede balancear actividades de los siete centros energéticos. Físicamente está ligado al corazón, las costillas, el sistema circulatorio, la glándula timo y el sistema inmune. Cuando se encuentra demasiado débil, las persona es cerrada, tiene una baja autoestima, no se siente amada, es insegura, celosa y se tiene autocompasión. Cuando existe hiperactividad, la persona experimenta el síndrome del “mártir”, da mucho de sí mismo, tiene autoestima de más y llega a ser celosa y tacaña.

 Chakra de la garganta o sonido, color azul

Se vincula con la verdad. Está en la garganta y se bloquea con las mentiras que nos decimos a nosotros mismos. Hay que aceptar nuestra propia naturaleza y cómo somos para abrirlo. Este chakra está asociado con la habilidad de la comunicación/expresión de las personas y con el lado derecho del cerebro: el habla y la escucha. Físicamente esta ligada a la garganta, las cuerdas vocales, el esófago, la boca, los dientes, la tiroides y la paratiroides. Cuando está débil, puede causar problemas de comunicación, inhabilidad para expresar los sentimientos e ideas. La persona tiende a tragarse las palabras y se rinde ante las situaciones. Si es hiperactivo, puede resultar en una forma de expresión negativa, en la critica, palabras hirientes, reacciones exageradas y creencias obstinadas.

Chakra de la frente, tercer ojo o de luz, color índigo

Se vincula con el discernimiento. Se encuentra en medio de la frente y se bloquea con la ilusión de la separación. Hay que abrir la mente para darnos cuenta de cómo son las cosas en realidad, que todo esta conectado y no existe la dualidad. Este chakra se utiliza para cuestionar la naturaleza espiritual de las personas. La visión interna de las personas se encuentra aquí. Los sueños de la persona, la sabiduría y la percepción los contiene este chakra. Para que funcione bien, el chakra del corazón debe de estar fuerte y balanceado. Físicamente, este chakra esta ligado al sistema nervioso, al cerebro inferior, al ojo izquierdo, los oídos, la nariz y la glándula pituitaria. Cuando está débil, el centro puede causar duda sobre uno mismo, olvido, inestabilidad para confiar en nuestros instintos y constantes dolores de cabeza. Cuando está hiperactivo, la persona tiende a ser hipersensible, tiene la mente siempre en otros lados y experimenta sobrecarga psíquica.

 Chakra coronario o de pensamiento, color violeta

Se vincula con nuestros lazos a este mundo. Se encuentra en la corona de la cabeza. Este chakra es pura energía cósmica, y se bloquea con los lazos mundanos. Para poder abrirlo, hay que aprender a desligarnos de los lazos que nos atan a este mundo. Esta asociado con el sentimiento de unión con el universo y la sabiduría espiritual de las personas, lleva a una comprensión completa y un alineamiento con la naturaleza espiritual individual. Físicamente, este chakra esta ligado a la glándula pineal, al cerebro superior y el ojo derecho, se dice ser la conexión personal de la persona con un ser superior (puede enterderse como Dios o Buda). Un chakra coronario débil puede causar un sentimiento de desconexión con el flujo vital de la vida, una falta de inspiración, sentimiento de no ser comprendido y autonegación. Cuando está hiperactivo puede causar una desconexión con el plano terrestre, la persona deja de ser práctica, no parece estar conectada con la realidad y tiene exceso de imaginación.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here