Sochi 2014, desde China

0
645

Por Juan Pablo Matar*

Hace algunos días concluyeron los Juegos Olímpicos de invierno 2014 en Sochi, Rusia. Fueron días muy importantes para el deporte mundial, especialmente para los países con cultura invernal. Pudimos ver por televisión, internet, periódicos, revistas y en infinidad de medios de comunicación cómo se desarrollaban en escenarios tan inhóspitos para la vida, pero de una belleza majestuosa.

Sochi 2014 imagen 4

 

El primer paso fue revisar la participación de deportistas latinos en los juegos y sobre todo armarme un fixture, cual si fuese un mundial de fútbol, con fechas y horarios de competencias. Por situación geográfica (por tener parte cordillerana y varios centros de esquí) pensé que solamente iba a encontrar deportistas argentinos y chilenos. No sólo no eran los únicos dos países sino que Perú, Paraguay, Méjico, Venezuela y hasta ¿Jamaica? tienen delegaciones.

Segundo paso, familiarizarme con tantos deportes nuevos tales como el Curling (súper divertido y recomendable para practicarlo en familia), el esquí acrobático, la infinidad de patinajes que existen y los ya conocidos por todos esquí y snowboard.

Sochi 2014 imagen 5

La situación en China es un poco diferente a lo que estamos acostumbrados por Latinoamérica donde encontramos infinidad de canales deportivos, y que sobre todo nos transmiten el fútbol nuestro de cada día. Acá con mucha suerte contamos con un sólo canal deportivo, el CCTV 5 que no hace falta decir que son todas transmisiones en chino.

Una vez comenzados los juegos, y ya desde la ceremonia inaugural viví un choque cultural importante. Acostumbrado a transmisiones casi escandalosas me tuve que conformar con la poca efusividad de los periodistas deportivos de CCTV que trabajan relatando los acontecimientos.

Con la competencia en marcha vinieron mis cambios de posturas: en Argentina nos destacamos por ser resultadistas, competitivos y exigentes al máximo, y lo mío no fue la excepción en estos juegos. Miré los eventos y me fui compenetrando cada vez más. Primero fui “hincha” de mi selección y de nuestros representantes, luego como no conseguimos victoria alguna, busqué otros combinados latinos pero tampoco vi alguna medalla, ¿qué solución me quedaba? Si, hacer fuerza por el país en el cual resido actualmente, China.

Sochi 2014 imagen 1

El calendario pasó de ser un calendario latino a casi con totalidad un calendario chino, incluso reconociendo las caras y nombres de los medallistas y participantes asiáticos. Miré la televisión cual si fuera un chino más, protestando casi sin conocer las reglas de los deportes. Festejé victorias, sufrí derrotas, me enojé con otras selecciones que nos “robaron” la medalla de oro en relevos sobre patines en la última vuelta, por ejemplo.

Sochi 2014 imagen 3

Para dejar en claro porqué se dan estos pobres resultados de países latinos en deportes de invierno, vemos que son consecuencia primeramente de una cuestión geográfica, debido a que el hielo y la nieve por aquellas costas escasean. Pero el hecho fundamental es una cuestión de tradición e infraestructuras, y en eso estamos a años luz de los países del hemisferio norte.

 

Como comentario final voy a destacar lo enriquecedora que fue esta experiencia, si bien la viví por televisión, fue una oportunidad más de seguir encontrando puntos en común y grandes diferencias entre dos culturas tan distantes, en esta ocasión, a partir del deporte.

Sochi 2014 imagen 2

* Estudió profesorado de educación física en Argentina, se recibió de deportista amateur luego de haber jugado varios años al fútbol y haber corrido varias maratones entre ellas la gran muralla China en el 2013. Actualmente está dedicado a la enseñanza del español y al estudio del chino en la Universidad de Anhui. Reside en China desde el año 2012, donde aporta sus conocimientos y experiencias a diferentes medios deportivos especializados.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here