Sheila Montes de Oca, artista cubana haciendo patria en Shanghái

0
677

Sheila Montes de Oca es una artista profesional originaria de la Ciudad de la Habana, Cuba. Está especializada en el Baile y la Actuación, donde se destaca por haber sido evaluada como “Actriz de Primer Nivel” otorgado por Consejo Nacional de las Artes Escénicas y el Centro de Teatro de la Habana, Cuba. Graduada como “actriz de teatro para niños y jóvenes” auspiciado por el Ministerio de Educación Superior y por la Escuela Nacional de Arte en Cuba. Trabajó durante muchos años en la Radio de su país, e incursiono también en el Cine y la Televisión.

1 (5)
Sheila, orgullosamente cubana

Sus orígenes
Su “amor y entrega por el Arte” comenzaron desde que era muy pequeña; cuando con solo pocos años de edad, esta era el centro de atención para todos aquellos amigos que visitaban su casa y la veían con sus bailes y representaciones artísticas. Sus padres, María del Carmen Cabezas y Jorge Evelio Montes de Oca la matricularon en cursos de piano, donde llego a tocar acompañada por el violín y también como solista. Estudio “Bailes Populares” en Danza y Teatro de nuevo tipo “Tony Menéndez” en la Quinta de los Molinos. y estudio baile flamenco con la Compañía Profesional Flamenca “Ecos” bajo la dirección de Danny Villalonga y Ana Rosa Meneses.

1 (1)
Domina el flamenco como los ritmos tropicales

En su proceso artístico ha tenido la posibilidad de trabajar como actriz en las novelas de Radio Progreso, Radio Ciudad de la Habana, Radio Cadena Habana y Radio Arte en Cuba. En series de televisión infantil y para adultos, en diferentes cortos de la Escuela de Cine en San Antonio de los Baños y también en películas. Actualmente y desde hace unos años se encuentra impartiendo clases de Bailes Tradicionales Cubanos y de Flamenco en la ciudad de Shanghái, China donde es más conocida como: “Sheila Montes de Oca from Cuba”. Hoy en día se encuentra trabajando como profesora en la escuela «Artist Studio en Shanghái» y también como actriz para los niños. También es estudiante de Chino mandarín en la Universidad de Tongji en Shanghái.

1 (13)
Actuando en su natal Cuba

El reto chino

Sheila lleva viviendo desde hace aproximadamente cinco años, a lo que confiesa que jamás pensó que iba a vivir tanto tiempo en un país tan lejos y diferente al suyo. Sin embargo, declara que siempre tuvo el interés por conocer el Asia: «De niña sentía curiosidad por venir a China ya que ha estado siempre en los temas de conversación de mi familia, pues mis padres me contaban que muchos de mis ancestros eran chinos. Pero no fue sino hasta que conocí en Cuba a mi esposo, quien es chino, por lo que me sentí aun más atraída por conocer a su familia, la cultura de este país y sus costumbres».

1 (2)
Luciendo el tradicional Qipao

Según Sheila, China le abrió las puertas a su carrera y a su profesión, por lo cual se siente agradecida: «He podido desarrollar mi arte en China porque las personas que viven en este país me han acogido con mucho cariño. Han entendido mi trabajo y les gusta! De cierta manera, me agrada la idea de hacerme creer que con mis clases les alegro las vidas, y ellos a su vez, también me alegran a mí! Porque me permiten crear y hacer en un país tan distante al mío». Sheila establece que, durante el tiempo que lleva viviendo en Shanghái, ha podido apreciar el crecimiento que le ha proporcionado el trabajo con los chinos y para los chinos, pues según ella esto la ha hecho crecer ante muchos elementos como la barrera idiomática y ante una idiosincrasia totalmente diferente a la suya.
Su pasión: el baile
Sheila es una bailarina innata. Quienes la conocen saben que el ritmo está en su sangre y que tiene un don especial para las danzas; de allí que se dedique a la enseñanza de bailes como la salsa, el merengue y el flamenco. Sin embargo, no sólo es ritmo y sabor; Sheila también les ofrece a sus estudiantes una forma distinta de concebir la danza: «Desde un inicio siempre me gusta hacer hincapié en qué es lo que están bailando, de dónde provienen estos ritmos, cuáles son sus orígenes y su historia. También me gusta que sepan por qué y para qué están bailando».

15
Dictando clases de flamenco

Sus estudiantes vienen a clase por diversos motivos: unos desean aprender a bailar, otros lo hacen como deporte, como ejercicio, otros desean salir del estrés y la rutina diaria con que viven. «Por eso pienso que cuando uno conoce y entiende el sentido de qué es lo que está bailando, por qué y para qué está bailando el baile te sale mucho mejor… disfrutas más lo que estás haciendo. Y el resultado está ahí, lo veo siempre a diario entre mis estudiantes, en el empeño, la constancia y dedicación que tienen en insertarse en otra cultura y en otro ritmo que no es el de ellos». Su experiencia artística ante el público chino ha sido satisfactoria, pues establece que está agradecida ante lo que con tanto respeto, entrega y profesionalismo se les brinda. » Siento que se identifican con mi trabajo y me acogen con mucho cariño…lo cual me alegra inmensamente! Es muy bueno saber que te retribuyen con una sonrisa, un aplauso y hasta con una flor!»

16
En clases de Salsa para chinos

Sheila busca seguir ganando un espacio en China, en donde tiene varios proyectos a futuro, como el de incursionar en los escenarios chinos para mostrar su estilo cubano: «Quiero crear lo mío, mi familia, mi propia escuela de Danza y Teatro. Seguir haciendo lo que me gusta, viajar y llevar mi arte a otros países y a otras culturas. De ahí en más, lo único que deseo es tener salud y poder vivir junto a las personas que quiero y significan todo para mí! Las otras cosas, pues ya lo iré conquistando poco a poco, con el trabajo y el sacrificio constante…por el camino.»

 

 

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here