«Mantengan una luz encendida, que siempre voy a volver»: el maestro Oswaldo Guayasamín según su hija Verenice

0
2206

Por Paulina Herrán, Revista Hola China

Verenice Guayasamín, la hija menor del maestro ecuatoriano Oswaldo Guayasamín, ha tenido la oportunidad de organizar la muestra pictórica de su padre en China. Para ella, ha sido una experiencia única por cuanto se replica la visita que su padre hizo al país en 1960, bajo invitación del Presidente Mao Tse Tung. Ella explica que, siendo la primera vez que la obra del maestro Guayasamín se presenta en China, se ha considerado importante exponer al público una muestra retrospectiva de su obra, de tal manera que en esta puede encontrarse obras desde su primera época; es decir, desde que era estudiante de la Escuela de Bellas Artes de Quito hasta sus últimos trabajos, pasando por todas sus colecciones.

L2P_026
Verenice Guayasamín en la rueda de prensa de la exposición de su padre en Shanghái

Para llevar a cabo una exposición de esta envergadura, se involucra a una gran cantidad de  instituciones y personas para lograr que se haga realidad. «Hace como 10 años tuvimos una propuesta de hacer esta exposición y finalmente no fue posible; y ante de eso mi padre, el maestro Guayasamín, tenía la esperanza de que su obra se conociera en Asia, porque era el único sitio  en el que no se había expuesto, pero  finalmente es una realidad».

 

Entre las obras que más se destacan dentro de la exposición, Verenice establece que sus obras tienen una importancia relativa, de acuerdo al momento en que fueron pintadas. Sin embargo, sobresalen las obras que corresponden a la colección que él denominó como LA EDAD DE LA IRA como lo más fuerte del conjunto. Para ella, «este es un recuento histórico del tiempo que vivió el pintor, es decir el siglo XX,  ya que nació en 1919 y murió en 1999, por lo que vivió casi todo el siglo. Justamente, Guayasamín decía que el deber del artista es reflejar su entorno y es lo que hizo con su obra».

 

Según Verenice, cuando el maestro Guayasamin hace 54 años visito China, por invitación del presidente Mao Tse Tung, hizo una serie de dibujos y acuarelas de  las ciudades que visito y algunas de ellas son parte de la exposición que estamos presentando. En esa ocasión, el pintor dijo una frase célebre que quedó grabada para siempre: «mantengan una luz encendida, que siempre voy a volver».

L2P_052
Presentación de la muestra de Guayasamín en el China Art Museum de Shanghái

Para la hija del maestro ecuatoriano, el mejor legado que le deja al maestro Guayasamín al arte latinoamericano es hacer un relato vivo de su tiempo: «nos muestra nuestra historia en imágenes desde su  punto de vista, ese legado es de gran valor, especialmente para las nuevas generaciones que no vivieron lo que estos artistas nos cuentan; esto, al igual que muchos artistas del pasado siglo, como Neruda, Galeano, García Márquez,  los cantantes de la nueva trova, entre otros».

 

Fructífera y rica en elementos pictóricos de gran valor, la exposición del maestro Oswaldo Guayasamín perdura no sólo en la cultura latinoamericana, sino también en la memoria de China, país que lo cautivó en su visita; al que hoy su hija regresa para mostrar la obra de su padre. La muestra está organizada especialmente para China, viene de Beijing y posiblemente vaya a Hangzhou y Cantón, ciudades que están interesadas en tener también la exposición y con las que se está concretando las fechas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here