Chineasy, la forma fácil y divertida para aprender chino

0
3974

Por Paulina Herrán, Revista Hola China
Como se sabe, el chino es uno de los más antiguos lenguajes escritos y uno de los más difíciles de aprender, especialmente para los occidentales. Sin embargo, ha habido una gran migración de extranjeros hacia China por intereses turísticos y como referente para hacer nuevos negocios, por lo que muchos han decidido por tomar clases en universidades, escuelas y con profesores privados para aprender la lengua. Con esto presente, la autora Shaolan -de origen taiwanés y radicada en Gran Bretaña, y con experiencia laboral en inversión de capitales- creó un sistema nuevo de identificación de los «temibles» caracteres chinos para hacerlos más accesibles a todo aquel que está interesado en la lengua de Confucio: Chineasy.

libro chineasy
La publicación

Con la experiencia de tratar de manera infructuosa de enseñarle chino a sus hijos, buscó una forma amena y divertida para hacer el aprendizaje más fácil. Al crear Chineasy, ella muestra los caracteres claves -llamados radicales- que son el fundamento del lenguaje, y luego los combina para hacer nuevas palabras e, incluso, frases. Su visión es la de mostrar la belleza de la rica cultura china a través de la interpretación moderna que tienen los originales diseños de los caracteres. El objetivo de Chineasy es permitir a los estudiantes para que aprendan chino de manera sencilla mediante el reconocimiento de los caracteres que están plasmados en sencillas ilustraciones. La magia del método, y que le ha dado gran reconocimiento al libro y a la autora, es el aprendizaje de un pequeño set de «bloques» (los radicales). Con un pequeño esfuerzo, los estudiantes tendrán la oportunidad de leer varios caracteres y frases, lo cual les permite tener una comprensión más profunda de las influencias históricas y culturales que esconde el vocabulario chino.

caracteres
Los «temibles» radicales

Cómo utilizar Chineasy

 

Chineasy funciona desde el principio de la simple construcción de bloques. Al dominarlos, ya es posible construir compuestos más complejos, como palabras y frases. Los compuestos están hechos de la combinación de dos o más bloques; éstos tienen a representar palabras más complejas que la base del bloque. Por su parte, las frases se elaboran mediante la posición de dos o más caracteres independientes. A diferencia de los compuestos, en los que un nuevo caracter se crea, las frases son posicionadas una al lado de la otra para darle un nuevo significado a la colección de caracteres.



Ha sido tanta la recepción positiva de Chineasy, que se ha convertido en uno de los métodos más populares de aprendizaje del chino, con más de 50.000 seguidores en Internet. Su primer libro salió a la luz en marzo de 2014 y ya sacó una colección de tarjetas de identificación de caracteres («flashcards») y postales para regalo. La autora está terminando la segunda versión de Chineasy, para ser publicada en el otoño de 2014. En algunos países es fácil conseguir el libro, ya sea a través de librerías especializadas o Internet; precisamente, la página de Amazon es la fuente más asequible donde se puede adquirir la publicación, ya sea en físico o en versiones digitales. Lastimosamente, el libro no se encuentra en China, a pesar de centrarse en el aprendizaje del chino mandarín, pero puede conseguirse en Hong Kong.

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here