El millonario negocio de las bodas en China

0
1136
Mark & Marianne Earthy earthyphotography.com

Por Paulina Herrán, Revista Hola China
En China, hay pocas cosas tan baratas como un plato de noodles y casarse. Para conseguir el certificado en la oficina del Registro Civil sólo debe pagarse alrededor de nueve yuanes (aproximadamente US$ 1.50) para que un funcionario reciba la documentación requerida y ponga el sello en el cuadernillo que acreditará el matrimonio. Como se ve, es un trámite rápido y económico. Sin embargo, las parejas chinas no se conforman con un mero trámite administrativo: quieren una celebración, y no cualquier celebración. Muchos de ellos establecen que quieren hacer algo sencillo, pero la presión social y familiar es muy fuerte. Es por ello que las bodas se han convertido en un tremendo y muy lucrativo negocio, donde la norma exige hacer bodas fastuosas y preparativos inolvidables para los bolsillos de los novios.

boda_china tradicional
Una pareja toma el té en una ceremonia de boda tradicional

Se estima que en China se celebran cerca de 13,23 millones de uniones -equivalente a 27 millones de chinos que contraen matrimonio- y que, a la luz del crecimiento económico del país tanto la clase media como la adinerada tienen mayor poder adquisitivo, por lo que el negocio resulta muy apetitoso. Según diferentes fuentes, las ganancias del sector podrían rozar los 51.000 millones de yuanes (cerca de US$ 8.260 millones). Por esto se considera que la industria nupcial china es hoy la más potente del mundo , con una facturación de US$ 78.000 millones y un astronómico ritmo de crecimiento del 20% anual.

boda-multitudinaria-China-foto_grupo-parejas-sesenta_y_cinco-75_MDSIMA20121103_0027_9
Multitudinaria celebración

La danza de las finanzas
Como se ve, los chinos se casan porque está de moda y porque pueden permitirse ese gasto como nunca antes habían podido, pero la clave que explica el gasto desenfrenado es que las primeras generaciones nacidas tras la política del hijo único (instaurada en 1978) están entrando en masa en edad casadera, y tanto ellos como sus familias quieren que sus solitarios retoños vivan un acontecimiento especial.
Justamente, la apertura económica que el país estableció en los años 80 hizo que la familia de la novia comenzara a pedirle más al novio: para ese entonces, el hombre debía tener una bicicleta y dar como dote un reloj, una radio y una máquina de coser. Ahora pocos se conforman con tan poco: de acuerdo a una encuesta llevada a cabo en 2011 en China, el 70% de las mujeres esperaban un apartamento, más una abultada cifra para casarse. Ahora, también se exige el auto nupcial.

auto boda
Autos de la corte nupcial

Pero estos grandes montos no sólo se invierten en las grandes ciudades. En las empobrecidas y casi feudales zonas rurales, existe la costumbre de pagar dote a la familia de la novia. Esa cantidad cada vez es más alta porque en China comienza a existir una marcada escasez de mujeres. En consecuencia, se pronostica que hacia el final de la década habría 24 millones de hombres en China que no podrán encontrar una esposa De esta manera, una dote puede oscilar entre 44,000 yuanes (US$ 5,500) y 68,000 yuanes (US$ 8,500), aunque se ha dicho que se ha llegado a pagar 136,000 yuanes (US$ 17,000). Según la tradición china, la familia del marido se encarga de la boda, que hoy puede costar desde 185,500 yuanes (US$ 30,000). La cantidad puede aumentar dependiendo de las costumbres y extravagancias, que giran alrededor de las fotografías, el banquete y los bienes que deberá entregar el novio a la novia.

boda mao
Original fotografía en Tian’anmen, Beijing

En el país donde el sueldo urbano medio es de 220 dólares al mes, las 11,7 millones de parejas que se casaron el año pasado gastaron cada una unos 30.000 dólares en su gran día, el equivalente al trabajo de 10 años de la vida del sufrido marido, según cifras del sector. Otras agencias de boda de lujo aseguran que entre sus clientes no es extraño que se inviertan hasta 150.000 dólares.
Modos de bodas
Según Yu Xiaolong, asesor de la agencia matrimonial online Baihe, «en general, las bodas chinas se pueden clasificar en dos tipos: la tradicional y la que sigue los pasos de las ceremonias occidentales». Las primeras se celebran, sobre todo, en zonas rurales y entre gente de mayor edad, y las segundas tienen más tirón en las ciudades y entre los jóvenes. En cada región la tradición es diferente, pero por regla general, la unión es certificada frente a los familiares más cercanos cuando los novios se ofrecen tazas de té. Luego, en una caravana de coches, cuanto más lujosos mejor, la comitiva llega al lugar del convite.

banquete
Banquete para recibir a los invitados

Sin duda, lo más caro es el banquete. En la puerta, los novios reciben a los invitados (al menos 200), que hacen entrega del hongbao (un sobre rojo con dinero en metálico). «Es el momento en el que se lleva el primer vestido, generalmente uno de fiesta», dice Yang. La novia se cambiará de atuendo al menos dos veces. Utilizará el clásico vestido blanco virginal para la primera parte de la cena y otro rojo para cortar la tarta, beber de sus copas con los brazos entrelazados y brindar con cada uno de los invitados. Después, como al mejor estilo occidental, habrá fiesta con DJ, juego de luces y hasta pirotecnia, para engalanar la ocasión.

boda-fiesta
Fastuosa boda en Shanghái

Los negocios beneficiados
Yu Xiaolong considera que «mientras un enlace tradicional puede costar poco más de 1.200 euros, en las grandes urbes se ven todo tipo de excentricidades». Eso se ve, por ejemplo, en el rubro de la fotografía de parejas: numerosos y reconocidos fotógrafos capturan los mejores momentos y los más extraños recuerdos que los novios quieren tener de este día. Incluso se ha impuesto la moda de viajar para las sesiones: «hacer la sesión de fotos en cualquier lugar de China que no sea el de origen cuesta unos 20.000 yuanes por semana (US$ 3.200 aproximadamente), pero los destinos internacionales pueden alcanzar los 100.000 yuanes (US$ 16.000)», apunta Robin Chen, director de I Do, una de las cadenas de fotografía de boda más prestigiosas del país.

TLMD_04_23_13casamiento+china
Fotografía para todo tipo de gustos

Tal es el negocio que dos veces al año se realiza en Shanghái una feria dedicada a este rubro: China Wedding Expo congrega a una gran cantidad de empresarios que brindan servicios nupciales desde vestidos, tortas, limosinas y lencería hasta alquiler de yates, además de las más de 20.000 empresas que proveen servicios afines. Con estas cifras, es normal que en apenas unos años haya florecido en China un nuevo sector económico dedicado exclusivamente a la producción de bodas. Así que si se quiere casar en China, le recomendamos ahorrar por varios años antes de pisar el altar, pues los gastos no son pocos ni modestos.

 

 

 

 

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here