¿Y para qué sirve el masaje?

0
553

Por Millie Sánchez.

Migrañas, dolor de espalda, piernas cansadas, manos que se adormecen, calambres menstruales, mal dormir. ¿Suena familiar? Pues te cuento que el masaje más allá de ser una terapia meramente relajante, puede ayudar a tu cuerpo a aliviar estos malestares.

¿Qué es el masaje? Se conoce como masaje la manipulación superficial y profunda de los músculos y el tejido que conecta a estos unos con otros llamado tejido conectivo. Para esto usamos varias técnicas dependiendo del nuestro objetivo.

El masaje ofrece una opción libre de drogas, no invasiva y con un toque humano basado en la habilidad natural del nuestro cuerpos de auto sanarse. Muchos estudios confirman los beneficios a largo plazo de recibir esta terapia, que ha sido utilizada por varias civilizaciones a través de los años como parte de rituales para mantener una buena salud. Desde recién nacidos hasta envejecer se benefician de la misma, siempre teniendo en cuenta la condición de cada cliente.

Algunos de los beneficios que esta terapia nos puede aportar:

Ayuda a manejar la ansiedad y depresión. Reduce los niveles de la hormona del estrés. Nivela los niveles de serotonina y dopamina ayudando a controlar la depresión e insomnio.

Alivia dolores musculares. Libera endorfinas (hormonas que actúan en nuestro cuerpo como antidepresivo natural) generando sensaciones positivas de bienestar combatiendo el dolor.

Aumenta el riego sanguíneo. A consecuencia de esto ayuda a metabolizar los nutrientes y vitaminas de manera óptima hacia órganos y tejidos.

Refuerza el sistema inmunológico. Estudios demuestran que personas que reciben masaje regularmente han experimentado un aumento en las células blancas que juegan un importante papel en defender al cuerpo de enfermedades.

Alivia dolores menstruales. Ayuda a reducir la retención de líquidos.

Relaja y suaviza músculos sobre trabajados y lastimados, calambres y espasmos aumentando así la flexibilidad muscular y en coyunturas.

Provee ejercicio y estiramiento a músculos atrofiados y reduce el acortamiento en músculos con movimientos restringidos.

Reduce dolores de cabeza. Al relajar los músculos y aumentar el riego sanguíneo.

Reduce el tiempo de parto también reduciendo la necesidad de medicamentos y el tiempo de hospitalización.

En pacientes operados, ayuda al proceso de cicatrización de los tejidos.

Sin embargo, según de beneficioso puede ser de perjudicial si no se toman las debidas precauciones.

Algunos casos donde el masaje está contraindicado:

Quemaduras, heridas abiertas, huesos rotos, desgarre muscular, moretones. Dependiendo de cuan grande sea el área afectada, se puede trabajar otras partes del cuerpo.

Artritis reumatoide, osteoporosis. La manipulación del tejido y huesos puede agravar estas condiciones.

Cáncer. La Sociedad Americana del Cáncer recomienda precaución en pacientes con ciertos tipo de cáncer. Como cáncer que se ha extendido hacia los huesos o espina dorsal. Pacientes que han recibido radio o quimioterapia recientemente. Si se ha removido nódulos linfáticos pueden causar inflamación. Si usted tiene algún tipo de cáncer consulte primero con su Doctor.

Fiebre o enfermedades infecciosas, presión alta, tumores, trombosis, condiciones como la hemofilia.

Si entiende que padece alguna de estas condiciones o está en duda, siempre debe consultar con su doctor antes de recibir un masaje.

¿Qué debo hacer cuando voy a recibir un masaje?

Aquí te comparto unas orejitas para sacar el mejor beneficio a tu terapia. ¿Qué hacer antes, durante y después?

Antes
El primer paso es encontrar un buen terapista que nos oriente. Asegúrese que su masajista esté certificado en su especialidad. Todo depende lo que estés buscando.

La noche antes acuéstese temprano para que pueda descansar. Si su masaje es a primera hora de la mañana no coma nada pesado la noche antes y tome un desayuno ligero. No ingiera nada pesado al menos una hora antes del masaje para no intervenir con el proceso.

Beba agua en abundancia, no ingiera alcohol o drogas antes del masaje.

Si le es posible dese una ducha con agua tibia a caliente (con cuidado de no quemarse) justo antes del masaje. Esto ayuda a que los músculos se relajen.

Vista ropa cómoda y si es posible lleve las menos joyas posibles.

masaje 1

Durante
¡Llegue puntual! Respete el tiempo de su masajista y el de los demás clientes.

Su masajista debe hacerle una pequeña entrevista para identificar si alguna condición que esté contraindicada. También es importante que usted aclare cualquier duda.

Comuníquele a su masajista cualquier inconformidad. Área de molestia, presión preferida, etc. Esto es un trabajo en equipo.

Idealmente se le pedirá que se reitre toda su ropa. Se recomienda siempre trabajar el cuerpo completo. Incluyendo glúteos, abdomen y pechos. Si usted no desea que se le trabaje algún área, comuníquelo.

Relájese y disfrute su masaje. Hay quienes disfrutan hablar mientras reciben su terapia, es a su discreción, pero este es el momento ideal para que usted se relaje y se desconecte de todo. Esto incluye celulares.

masage 3

Después
Tome abundante agua. Es importante estar bien hidratado para ayudar al cuerpo al proceso de eliminación rápida. Los tés de hierbas ayudan también.

Es importante relajarse y tratar de descansar el resto del día.

No tome alcohol o drogas.

Coma ligero por el resto del día y evite la comida procesada .

Puede que inmediatamente después del masaje no se sienta bien. Músculos muy tensos pueden sentirse mas adoloridos después del masaje. La liberación de toxinas puede que le hagan sentir como si se fuera a enfermar. No se asuste, es parte del proceso de limpieza.

Ahora que ya tienes estos datos, no esperes más. No renuncies inmediatamente por que te sientas mejor. La prevención es la clave. Las personas que reciben masaje de manera regular muestran mejores resultados que aquellos que reciben sólo cuando lo necesitan. ¡Haz el masaje parte de nueva vida saludable!

Como nota final; Ninguna de estas terapias complementarias pretende suplementar el tratamiento médico. Siempre consulte con su doctor antes de recibir cualquier tratamiento alternativo.

Oriunda de Puerto Rico Millie Sánchez es masajista certificada desde 2004 y desde 2012 tiene su propia consulta en el barrio de Jingan de Shanghái. Para cualquier duda se puede comunicar con ella a traves de info@holachina.lat

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here