Emprendiendo en China

0
609
De Colombia a China

Cristian Reinoso Barrera tiene detrás una de esas historias con muchísimas experiencias a sus espaldas. La lista de actividades que ha realizado desde que se instaló en China es muy larga. Actualmente dirige la empresa Hk. Huanyu Traiding Limited, ha dirigido la revista China Latino y también regenta un restaurante en Guangzhou llamado Good District y una barbería llamada Barber Shop Duru. Entre todas actividades aún le queda tiempo para echar una mano solidaria a la asociación Otro lado del Sol. Su lema es «Hombre no es aquel que abandona el barco dejando a su familia a la deriva. Hombre es aquel quien, a pesar de sus problemas, carga a su familia en sus hombros y rema para que el barco no se hunda.» Hemos hablado con él.

IMG_0026

¿Cómo fue tu camino hasta establecerte en China?

Mis padres importan de China desde hace 15 años calzado y ropa. La primera vez que vine hace 12 años fue para acompañarlos a hacerles órdenes, esperar contra muestras y todo lo referente a la compañía que teníamos en Colombia, luego para manejar personalmente el control de calidad decidimos movernos con toda la familia hace 6 años por un lapso «temporal» pero en el pasar de los días fuimos echando raíces y enamorándonos de este país.

Creo que en este país has hecho de todo…

En China comencé con la compañía de trading y, a medida que ha pasando el tiempo, han llegado las personas con ideas, he estudiado la viabilidad y en conjunto con mi familia, que ha sido mi mayor apoyo, les damos marcha.

IMG_0429Entre eso tenemos una distribución de productos latinos tanto hechos acá como son las empanadas, arepas, tamales y productos importados como licores, harina para hacer arepas, comestibles, esto me abrió la puerta a armar una red de distribución dentro de la comunidad latina y ya al estar tan empapado de los expatriados hispanos hemos hecho labor social para ayudar a aquellos que necesiten de nuestra mano amiga, hemos liderado también ayudas hacia los detenidos y enfermos a través de donaciones y visitas a hospitales.

Luego en el invierno de 2013 comencé un hermoso proyecto: una revista para la comunidad latina, un medio donde la gente podía enterarse más alla de lo que pasa de cómo moverse y de lo que hace la comunidad acá en este país, logramos mantenerlo por un año y medio pero al ser un medio impreso requería un músculo financiero bastante sólido con el cual no contábamos y nos vimos en la obligación de dejarlo.

Nos movimos al area de Panyu que queda a las afueras de Guangzhou y mi madre inició un restaurante porque estaba ilusionada con la idea de dar a conocer la gastronomía de nuestros países, lo movimos para «la zona rosa» de Guangzhou donde nuestros productos han tenido muy buena acogida y acá estamos iniciando. Hacemos reuniones de las diferentes comunidades con sus consulados o sus líderes cocinamos su comida escuchamos su música y nuestro lema es «Food District para sentirse como en casa».

Por último una sociedad con unos turcos en la cual tenemos una barbería y cabina de estética donde queremos ofrecer el servicio de belleza con los mejores estándares de calidad.

¿Qué has aprendido en China?

Uyyyyyyy… de todo, China o te forma o te deforma, gracias a Dios para mi ha sido una formación impresionante.

Yo soy administrador hospitalario y creo que lo más importante que he aprendido de estar acá es la humildad de poder hacer cualquier trabajo que va desde manejar un medio de comunicación como la revista hasta atender una mesa en el restaurante, todo sin perder la esencia y hacer las cosas no por obligación si no por amor, estoy convencido que este mundo necesita de personas que amen lo que hacen.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here