Los tulou del pueblo Hakka

0
1335

Por Ángel Lázaro

Los «tulou» de la minoría «hakka» en el sur de Fujian, ejemplo de vida comunitaria.

Los «tulou» o edificios comunitarios de planta circular o cuadrangular constituyen uno de los emblemas más conocidos del pueblo «hakka», una comunidad cultural china sin el estatus legal de «etnia», pero con características distintivas muy singulares, que la convierten en uno de los referentes de la diversidad cultural de China.

Aunque se les considera parte de la etnia mayoritaria china (los «han», con más de 1.000 millones de habitantes), los «hakka», originarios del norte, han mantenido durante siglos sus señas de identidad, lo que incluye una lengua (el «hakka» o «kejia», variante del chino tradicional), unas tradiciones y unos valores culturales propios. Concretamente, la denominación «hakka» es propia de la lengua de esta comunidad, y en la lengua oficial estándar «putonghua» o mandarín se corresponde con los caracteres «kejia», 客家, es decir, «pueblo invitado», por referencia a su carácter de pueblo llegado de fuera (migrante)

Los valores comunitarios y culturales compartidos, que se manifiestan entorno de los grandes clanes familiares, son precisamente el rasgo esencial de su organización social, sobre el que se asienta su reconocida fortaleza, inteligencia y capacidad emprendedora. Los hakka, un pueblo emigrante con un censo estimado de unos 80 millones de personas repartidas por el mundo (principalmente, en Asia oriental), participaron activamente entre los siglos XVII y XIX en la colonización de Taiwán, donde actualmente viven unos 4,7 millones de personas de este origen.

Un ejemplo de esta capacidad es la nómina de personajes ilustres de origen total o parcialmente «hakka» es impresionante (ver foto 1) e incluye a Sun Yat Sen, el fundador de la República China; Zhu De, el gran héroe del Ejército Popular de Liberación; Deng Xiaoping, el «arquitecto político» de la «Nueva China»; el prestigioso Lee Kwan Yew, primer ministro de Singapur (fallecido este pasado mes de marzo); Lee Teng-hui, primer presidente electo de Taiwán; el actor Chow Yun Fat («Tigre y Dragón»), las hermanas y líderes políticas Soong May-ling y Soong Ching-ling o la multipremiada pianista Zheng Xiaoying.

Tulou-Hola-China-2

Este ejemplo nuestra primera visita, en los extraordinarios tulou del clan «Jiang» en el área escénica de Gaobei (Yonding), pudimos comprobar el compromiso de los «hakka» con la cohesión y la fidelidad comunitarias, y los logros intelectuales de los miembros de su comunidad. Uno de los patriarcas del clan Jiang, un señor de unos 80 años, nos explicó (enseñándonos las fotos) que 5 de los 10 hijos de su hermano se acabaron doctorando en la universidad por lo que el tulou circular en el que residen se conoce como el «tulou de los doctores» (ver foto 2)

Tulou-Hola-China-3

La palabra «tulou» está compuesta por los caracteres chinos 土 (tu, tierra) y 楼 (lóu, edificio) y significa literalmente, por lo tanto, «edificio de tierra». El material característico de los edificios «tulou» es la tierra apisonada con arroz glutinoso y azúcar moreno (el material resultante es extremadamente compacto y adherente), madera y bambú. Este material conforma los gruesos muros de la edificación (de entre 1,5 y 2 metros de grosor), asentados sobre sólidas y profundas bases de piedra adoquinada. En el caso de los edificios circulares, los gruesos muros están levemente inclinados hacia el interior, para consolidar la estructura mediante el juego de la fuerza gravitatoria. Las estructuras interiores y las dependencias aisladas, como almacenes y templos, utilizan preferentemente ladrillo y madera(ver foto 3, detalles constructivos)

No obstante, la planta y su disposición son lo más llamativo y lo que les dota de singularidad arquitectónica y cultural. Los «tulou» son grandes y sólidos edificios comunitarios de planta circular o cuadrangular, construidos bajo el lema «cerrados por fuera, abiertos por dentro». En origen, la finalidad era defenderse del acoso de los vecinos en períodos de crisis por su casi permanente condición de «pueblo invitado» («hakka» o «kejia»), pero también de las fieras salvajes (tigres, sobre todo) y las bandas de ladrones, muy comunes en el sur de China entre los siglos XII y XIX

Tulou-Hola-China-4

Por esta razón, el edificio carece de ventanas en los pisos inferiores (utilizados en el interior como almacenes) y la única y gran puerta de acceso, normalmente ornamentada y con un gran letrero identificativo en la parte superior (siguiendo la tradición de los grandes edificios en China) dispone de portones dobles de madera o hierro con marcos de granito. Los «tulou», sin embargo, estaban y están concebidos para la vida comunitaria, igualitaria y autosuficiente de un clan familiar (una familia extensa de hasta 800 miembros). La edificación dispone de pozos para garantizar el suministro de agua y almacenes y cocinas de uso común en las plantas inferiores.

Las habitaciones de cada miembro aislado, pareja o familia, en las plantas superiores, con ventanas exteriores, tienen una superficie y ornamentación parecidas, sin lujos ni grandes diferencias entre ellas. Estas habitaciones están comunicadas por corredores exteriores y los tejados, de baldosa, sustentados por gruesas vigas de madera, no cubren la totalidad del edificio, sino que dejan descubierto el gran patio inferior, que estará más o menos repleto de edificaciones auxiliares, según las necesidades y preferencias de sus ocupantes. El templo o salón de ancestros familiares, uno de los elementos característicos de la ancestral religiosidad popular en China ocupa un lugar central y preferente en la parte inferior, y suele ser el punto de referencia espiritual de un lugar que se caracteriza precisamente como por su simbolismo familiar.

Tanto en su estructura y disposición como en la construcción y el uso de materiales, los «tulou» están considerados edificios sostenibles desde el punto de vista medioambiental y económico. Las viviendas usan materiales de la zona, la construcción es obra de los miembros del propio clan, y el suministro de agua y alimentos procede del mismo entorno. Por todas estas razones, la UNESCO declaró los «tulou» del sur de Fujian Patrimonio Cultural de la Humanidad en 2008, de los que tiene censados un total de 46 (http://whc.unesco.org/en/list/1113).

La provincia de Fujian conserva unos 20.000 tulou, de los cuales aproximadamente 3000 se concentran en varias aldeas rurales semimontañosas del sur, concretamente, el condado de Yongding, en la prefectura de Longyan, y el condado vecino de Nanjing, en la prefectura de Zhangzhou. La mayor parte de estos edificios, de entre 10.000 y 40.000 m2, tienen planta cuadrangular, tan sólo unos 360 «tulou» tienen planta circular, usualmente los más atractivos y visitados por el turismo.

Tulou-Hola-China-6

Las autoridades locales, con la colaboración de las empresas privadas y las familias que aún ocupan la mayor parte de los edificios, han dispuesto varias áreas escénicas para agrupar los «tulou» más atractivos y populares y controlar la creciente afluencia de visitantes. Las áreas principales son Hongkeng (ver foto 4), Gaobei (ver fotos 5 y 6) y Chuxi, en Yonding, y Tianluokeng (ver foto 7) y Yun Shui You, en Nanjing. La progresiva pérdida de identidad cultural y comunitaria de los «tulou» más visitados, por la presión turística, pero también por el cambio en el modo de vida de las comunidades rurales, es una de las principales preocupaciones de sus conservadores. La mayor parte de los miembros de los clanes familiares, sobre todo los más jóvenes, han emigrado, o se han construido viviendas más confortables en las aldeas cercanas, o en las capitales del condado.

Tulou-Hola-China-7

En cualquier caso, el visitante no puede perderse los emblemáticos y extraordinarios «tulou» de las áreas escénicas. Este es el caso del «cluster» de Gaobei (Yonding), en el que se encuentra el extraordinario y archifotografiado «tulou» circular de Chengqilou, llamado con justicia el «rey de los tulou» por la magia interior que desprenden sus callejuelas interiores y sus corredores de madera. Hongkeng (Yonding), por su parte, a pocos kilómetros, enlaza, mediante un empedrado paseo junto al río, una decena de «tulou» circulares y cuadrangulares, además de algunos restos ruinosos. Esta área escénica alberga el soberbio edificio «Zhencheng», con categoría de «príncipe de los tulou», que, no obstante su «categoría inferior», exhibe la deslumbrante belleza y elegancia de su construcción interior en ladrillo, piedra, teja y madera, basada en los principios del Tao y del feng-shui, con cuatro puertas de acceso en lugar de una para facilitar la ventilación interior

Tulou-Hola-China-8

Los tulou de Chuxi (Yonding) y Tianluokeng (Nanjing), este último con sus famosos cuatro «tulou» circulares y uno cuadrangular (popularmente conocidos como «cuatro platos y una sopa», por su disposición) poseen las edificaciones más antiguas, aunque no en su integridad (son corrientes las restauraciones, sobre todo en la madera interior), algunas datadas en las dinastías ming y qing. Al respecto, la mayor parte de los tulou más populares son edificios de construcción comparativamente reciente (finales del siglo XIX, principios del siglo XX). Asimismo, y entre los más destacados, el «tulou» irregular Yuchanglou (ver foto 8), en el municipio de Shuyang (Nanjing), muy conocido y popular no sólo por sus grandes dimensiones (es uno de los más altos) sino por las irregularidades de sus muros interiores de madera, que no son perpendiculares, sino que siguen una extraña disposición en «zig zag» vertical.

2015/10/30

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here